Distinción, De Interés Social

Declararon de interés social al programa Sordas sin violencia, tiene como objetivo brindar asistencia integral a las mujeres sordas víctimas de violencia de género. La Legislatura declaró ayer de interés social de la Ciudad de Buenos Aires al programa Sordas sin violencia, que es llevado adelante por el trabajo conjunto de la organización Enlaces Territoriales para la Equidad de Género y Fundación de Padres y Familiares de Personas Sordas para su Integración (Fundasor), ambas organizaciones de la sociedad civil.
"Es una enorme alegría estar hoy acompañando y reconociendo a este grupo de mujeres valientes", sostuvo en sus palabras de bienvenida la diputada Natalia Fidel (VJ), quien fue la autora del proyecto. También valoró el trabajo que se realiza sobre la problemática y que puede "ayudar a encontrar soluciones desde políticas públicas".
El trabajo del equipo de "Sordas sin violencia" consiste en acompañar a cada mujer sorda a través de su propia lengua de señas, de modo que se asegura que la
comunicación sea efectiva y fructífera. El equipo, además de brindarles acompañamiento integral, busca que las mujeres puedan empoderarse para salir finalmente de la situación de violencia.
El programa ofrece un servicio de asistencia, acompañamiento y acceso a la información para las mujeres que funciona las 24 horas. Este equipo permanente está conformado por intérpretes de LSA-Español, mediadoras sordas y profesionales oyentes de diversas profesiones, que junto a asesoras sordas llevan adelante el programa.
Desde su creación en 2016 asistió a unas 90 mujeres víctimas de todo el país y actualmente se encuentra realizando la primera experiencia piloto del Programa de Salud Sexual para mujeres Sordas en el Hospital Álvarez.
Finalmente, la diputada sostuvo que "este reconocimiento es a la enorme pasión, entrega y acompañamiento que reciben las mujeres a través de este programa".
Foto- En el centro, la diputada Natalia Fidel, junto a las representantes del programa Sordas sin violencia, quienes recibieron el diploma que declara de interés social la tarea que realizan.