Sábado 4 Diciembre 2021

Después de que muchos porteños ya nos habituamos ya a la presencia de los Caranchos por la Ciudad y que en su momento causo bastante revuelo su presencia y desde Aves Argentinas se dieron charlas al respecto, para alejar miedos sobre su presencia, ya que muchas personas tenían temor por sus mascotas pequeñas, ya que circulaban rumores entre los vecinos de que podían ser atacadas o llevadas por estos pájaros, ahora llego el Gavilán mixto.

El Gavilán que, en la Jerga del Lunfardo, se lo encuentra como un picaflor o seductor, que ya casi ha sido olvidado en el lenguaje popular, no fue el que por unos cuantos días los vecinos de la Comuna 12 vieron, si no un ave de gran porte, y por unos días alteraron por las mañanas con unos potentes chillidos, los Gavilanes que, si bien prestan servicios fundamentales como el control de plagas, porque su principal alimento son palomas y roedores, generaron nuevamente inquietud en los vecinos.

No solo los vecinos se inquietaron, los pájaros que habitualmente anidan en la zona ante la presencia de estas aves, volaban hacia otros rumbos en bandada, con lo cual podríamos decir, que el miedo no es zonzo, el peligro de ser cazados por los gavilanes que se instalaron por unos días, no solo alejaba a las palomas, que supuestamente son su alimento, si no a todos los pajaritos, yo por las dudas huyo, sería la conclusión.

Esta ave tiene un peso de casi un kilo y un largo 60 cm, anduvieron volando y revoloteando por la comuna 12 por unos cuantos días, en que los vecinos volvieron a cuidar sus mascotas, ya que en esta comuna abundan los perritos de tamaño chico, que si bien  no son el alimento del Gavilán, se impuso el por las dudas, para tranquilidad de todos, los Gavilanes Mixtos por lo menos por ahora abandonaron la comuna, a todos los que nos gusta observar aves, no podemos decir que, (con todo respeto por el gavilán) he visto un lindo pajarito.

El 5 de octubre, una fecha destinada a destacar la importancia de la conservación de las aves.

En 1982 la organización Aves Argentinas estableció el 5 de octubre como “Día Nacional del Ave” con el objetivo de promover una fecha para la reflexión y la acción concreta relacionada con la protección de estas especies en nuestro país. La celebración recuerda a San Francisco de Asís, reconocido como Santo de la Naturaleza, y quien según cuenta la tradición conversaba con los pájaros.

En 1928, la misma organización dedicada a la ornitología ya había declarado al hornero como Ave Nacional. El ave de la patria, que mide unos 20 centímetros y es de color pardo terroso, ganó su distinción luego de resultar elegido en una encuesta por, entre otros motivos, los nidos de barro que construye en postes de alambrados, aleros de casas y salientes por todo el país.