Miércoles 19 Junio 2024

Utilizan microalgas para el tratamiento de aguas cloacales en una planta en Aldo Bonzi, el proyecto innovador, primero en su tipo, aporta al cuidado del ambiente y a la economía circular y está a cargo de un equipo de investigación de la Facultad de Agronomía de la UBA y especialistas de AySA.

Especialistas de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (FAUBA) y la empresa estatal Agua y Saneamientos Argentinos (AySA) pusieron en marcha, en la localidad matancera de Aldo Bonzi, la primera planta piloto de Argentina que utiliza microalgas para descontaminar el agua, al mismo tiempo que produce biofertilizantes.

El objetivo del proyecto busca valorizar la biomasa algal que se cultiva en los reactores de la Planta, usando como insumo los efluentes cloacales que llegan a la Planta Depuradora Sudoeste de AySA. Estas microalgas, que generan el característico color verdoso en los cuerpos de agua, son las encargadas de, mediante fotosíntesis, eliminar los nutrientes y favorecen la actividad de bacterias que degradan la materia orgánica del agua residual para lograr su saneamiento.

“Hay un concepto de economía circular que engloba el proceso y eso es lo que lo hace tan innovador. Buscamos sanear y descontaminar con un producto - las microalgas- que, a priori, carecen de valor, pero, al generar biomasa se produce un valor ecológico y, por ende, potencialmente económico”, afirmó Carolina González, especialista del Centro de Investigaciones de AySA (CIAySA) y parte del proyecto.

Según la experta, las plantas de tratamiento con estos microorganismos resultan una buena opción, ya que se pueden ofrecer como alternativa de bajo costo y alta eficiencia en poblaciones y producciones pecuarias rurales acopladas a la producción de biomasa valorizable.

“En primer lugar, captamos los nutrientes que hay en los líquidos cloacales para descontaminarlos. Por otro lado, por tratarse de organismos fotosintéticos, lo que sucede es que, además de captar la energía solar para la fotosíntesis, también toman dióxido de carbono, que es uno de los gases de efecto invernadero, lo cual ayuda a las acciones de mitigación del cambio climático”, explicó González, en diálogo con la Agencia CTyS-UNLaM. De esta forma, la Planta aporta al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 enunciados por ONU, los cuales Argentina se comprometió a alcanzar.

Fuente: Agustina Lima - (Agencia CTyS-UNLaM) -