Domingo 25 Julio 2021

Para todo aquel que disfruta de la naturaleza, más en este momento que tanta falta nos hace, ya que la mayoría estamos saliendo muy poco por el covid-19, tenemos que animarnos y visitar uno de los lugares más bellos que posee la ciudad, la Reserva Ecológica Costanera Sur, es un lujo que tenemos los porteños, hace pocos días se cumplieron 35 años de su creación, allí también funciona el Centro de Rehabilitación de aves rapaces, en 1986, la Reserva Ecológica Costanera Sur fue declarada Parque Natural y Zona de Reserva.

Un lugar ideal para una buena caminata, andar en bicicleta, hacer deporte, para todos los que gustan de la observación de aves es ideal, con vegetación autóctona que atraen insectos, mariposas, etc. de un valor ecológico increíble, y de un paisaje único para los amantes de la fotografía, una verdadera escuela a cielo abierto, de la que se puede disfruta en familia.

La historia de la Reserva

Entre 1918 y 1950, en la Costanera Sur, en el actual espacio de la Reserva, funcionó el Balneario Municipal, a donde iban los habitantes de Buenos Aires para disfrutar de un día junto al Río de la Plata. Pero cuando el deterioro de las aguas empeoró, los porteños fueron dejando atrás este paseo.

La situación empeoró con el tiempo: a partir de 1978, comenzaron a volcarse escombros en la zona de la costa rioplatense, con el objetivo de ganarle terreno al río para luego construir allí el Centro Administrativo de la Ciudad. Este proyecto fue abandonado en 1984, dejando una gran cantidad de escombros donde antes los bañistas disfrutaban las tardes.

Con el abandono del hombre, la naturaleza volvió a reclamar este espacio. La vegetación silvestre supo abrirse paso hasta llegar a cubrir el relleno; las inundaciones (frecuentes en el área) junto con el arribo de camalotales ayudaron a que la naturaleza conformase distintos ambientes. Éstos supieron ser aprovechados por distintas organizaciones ambientalistas que, a partir de 1985, desarrollaron allí distintas actividades con fines educativos. Fueron estas organizaciones las que propusieron a las autoridades la creación de la Reserva.

La importancia de los humedales de la Reserva Ecológica Costanera Sur le valió su reconocimiento como Sitio Ramsar, un título que la Convención de Ramsar otorga a aquellos humedales que, por distintos motivos, revisten importancia mundial y merecen ser cuidados y preservados.

La entrada es libre y gratuita de martes a domingos y los feriados de 9:00 a 18.00 horas. Ingresan por orden de llegada hasta 6000 visitantes (3000 por acceso). Los sanitarios están cerrados. Cierra por lluvia o vientos fuertes.